carrito  

No hay productos

0,00 € Transporte
Total 0,00 €

Terminar pedido

Opciones es | €
  • es

666.527.196

Los anticelulíticos, ¿de verdad funcionan?

Gel anticelulítico

La celulitis es una alteración que afecta al tejido conjuntivo subcutáneo, es decir, a las células adiposas, al tejido que existe entre ellas y a pequeños vasos sanguíneos. Comienza por una alteración de la microcirculación, lo que provoca acumulación de agua y sustancias metabólicas que impregnan el tejido conjuntivo formando edemas. Las causas de la aparición de la celulitis son diversas y pueden ser hormonales, estados de estrés, ansiedad, predisposición genética, mala alimentación, estreñimiento y dietas desequilibradas. Este desequilibrio da lugar a pozos y grumos que recuerdan la  piel de una naranja por su rugosidad e irregularidad.

En mayor o menor medida, sobre el 99 % de las mujeres se ven afectadas por la celulitis. Esta afección no está necesariamente relacionada con el exceso de peso. Incluso personas delgadas o con un peso equilibrado pueden sufrir los efectos de la celulitis. 

Lo cierto es que los productos anticelulíticos no hacen milagros, pero combinados con una dieta equilibrada y algo de ejercicio físico pueden ayudarte a mejorar tu figura. No obstante, hay que ser paciente y constante en su uso. Su efecto empezará a apreciarse después de cierto tiempo –normalmente algunas semanas- y siempre que se haya aplicado en la forma y con la frecuencia correcta. Habitualmente, los anticelulíticos debe aplicarse dos o tres veces al día, preferiblemente después del baño o ducha y masajeando la zona a tratar hasta lograr una completa absorción del producto.