carrito  

No hay productos

0,00 € Transporte
Total 0,00 €

Terminar pedido

Opciones es | €
  • es

666.527.196

¿Cuál es mi tipo de piel?

Aunque existen muchos tipos de piel, se puede reducir su clasificación en cinco: piel normal, piel seca, piel grasa, piel mixta y piel sensible.

Piel normal. Este tipo de piel es suave, firme, elástica y radiante. No está afectada por lesiones ni enfermedades. Está hidratada y equilibrada y tiene una textura compacta. Realiza de forma eficaz su función de barrera protectora contra las agresiones externas. Si al pasar un pañuelo de papel por tu rostro no aparecen rastros de grasa y no sientes tu piel acartonada al levantarte de la cama, es que tienes un tipo de piel normal. Tienes mucha suerte.

Piel seca. A este tipo de piel le falta hidratación. Su aspecto es apagado y tiende a arrugarse y a agrietarse, así como a padecer enfermedades y alergias. Si tienes la piel seca, tampoco aparecerá grasa en el pañuelo al pasarlo por tu rostro, pero la sentirás  seca, áspera, estirada y acartonada.

Piel grasa. La piel grasa aparece por un exceso de producción de las glándulas sebáceas, lo que le confiere un aspecto demasiado brillante o grasiento. Este exceso de grasa puede bloquear los poros y favorecer la aparición de espinillas. Al pasar el pañuelo por tu rostro quedará claramente manchado, especialmente al pasarlo por la frente, la nariz y la barbilla. Aunque es un tipo de piel que tiende a un menor envejecimiento, requiere una higiene estricta.

Piel mixta. Se trata del tipo de piel más común. Las zonas que conforman la “T” de tu rostro (frente, nariz y barbilla) tienen una tendencia ligeramente grasa, mientras que el resto de tu cara es limpio y terso.

Piel sensible. Este tipo de piel suele estar debilitada, por lo que no actúa como una barrera efectiva, es más sensible a los alérgenos y a los factores externos y suele dañarse con facilidad. Tiene propensión al enrojecimiento, las manchas y los barrillos y es muy sensible a la exposición solar.

En posteriores anotaciones, te daremos consejos específicos para cuidar tu piel, dependiendo del tipo que tengas.