carrito  

No hay productos

0,00 € Transporte
Total 0,00 €

Terminar pedido

Opciones es | €
  • es

666.527.196

Cuidado de los labios y su contorno

Cuidado de los labios y su contorno

Una de las zonas que más refleja el paso del tiempo es nuestro rostro. Si a eso le añadimos las agresiones externas que sufrimos continuamente (sol, frio, contaminación, tabaco, viento, etc.) es fácil que, incluso siendo jóvenes, comencemos a presentar arrugas y líneas de expresión en la zona del contorno de los labios, la cual, junto con el contorno de los ojos, es una de las más delicadas de nuestra cara. Además, los propios labios van perdiendo su volumen con el paso de los años y se van afinando, lo que provoca la pérdida de elasticidad tanto en ellos como en su contorno y hace que aparezcan grietas. Es cierto que existen tratamientos efectivos, tanto cosméticos como estéticos que pueden ayudarte a rejuvenecer esta zona, pero como siempre, lo mejor es prevenir y, si es posible, evitar que aparezcan arrugas y grietas.

Prevención

Tabaco. El mal hábito de fumar es uno de los mayores desencadenantes de la aparición de arrugas en el contorno de los labios y en el resto de la piel. Eso es así, tanto por el consumo propiamente dicho, pues el humo, la temperatura del mismo y todos los componentes que lo forman dificultan la circulación sanguínea, con lo que la piel del contorno de los labios se vuelve más rugosa y grisácea, como por los movimientos repetitivos que se efectúan en el proceso de fumar. Diferentes estudios han demostrado que las mujeres fumadoras tienen el triple de arrugas que las no fumadoras. Estos mismos estudios han demostrado que fumar aumenta la actividad de las metaloproteinasas (encimas importantes de la matriz extracelular dérmica) que conducen a la pérdida de la elasticidad cutánea, con la consabida aparición de las arrugas. Además, el tabaco induce la producción de radicales libres, responsables de la oxidación de las células de la piel y, a su vez, produce una disminución de la vitamina A, encargada de proteger a la piel de dichas moléculas. Es fácil deducir que el tabaco es el enemigo número uno de la piel. ¿Por qué no lo dejas?

Sol. El exceso de exposición a los rayos solares puede perjudicar gravemente esta zona del rostro. Es muy importante que, a la hora de protegernos de sus efectos, tengamos especial cuidado con los labios y su contorno.

Frio. Los cambios bruscos de temperatura (pasar de unos 20 grados en zonas de interior a menos de 10 o incluso temperaturas bajo 0 en el exterior) provocan una rápida pérdida de humedad en los labios, lo que puede provocar la aparición de grietas. Es conveniente tapar con una bufanda o pañuelo los labios para paliar estos efectos.

Hidratación. Los labios y su contorno es una de las zonas que con más facilidad pierde humedad. Es esencial que mantengamos esta zona muy bien hidratada.

Malos hábitos. Existen una serie de hábitos que perjudican claramente los labios y producen que aparezcan grietas. Entre estos encontramos: morderse los labios, lamerlos continuamente con la lengua o respirar por la boca.

Cuidados

  • Píntate los labios con frecuencia. Utiliza barras de labio que contengan protectores contra las grietas y vitaminas y ácidos grasos esenciales. Evita usar lápices indelebles, pues tienden a resecar más la piel y a agrietar los labios.
  • Usa cremas humectantes, hidratantes y nutritivas que contengan protector solar y que sean específicas para el contorno de los labios.
  • Si usas un protector labial, aplícalo de forma continuada, especialmente después de beber agua.
  • Bebe suficiente agua. Lo ideal estaría en unos dos litros diarios, y algo más en verano. Piensa que la deshidratación se evidencia rápidamente en unos labios agrietados, resecos y sin color. No olvides secar los labios después de beber agua.
  • Si ya tienes los labios agrietados, usa vaselina o una fina capa de miel varias veces al día.
  • Hazte un peeling labial una vez a la semana con un producto adecuado.