carrito  

No hay productos

0,00 € Transporte
Total 0,00 €

Terminar pedido

Opciones es | €
  • es

666.527.196

Lo que debes saber acerca de las estrías

¿Qué son las estrías en la piel? Se trata de desgarros de la dermis (capa intermedia de la piel) por la rotura de las fibras de colágeno y elastina. Cuando estas fibras no tienen la elasticidad suficiente para soportar una variación del volumen de los tejidos subyacentes se rompen, dando lugar a las estrías, que se presentan como áreas irregulares semejantes a bandas, líneas o franjas. Se trata por lo tanto de cicatrices por la ruptura del tejido cutáneo. Suelen aparecer cuando la piel sufre algún trauma (golpes, roces, distensiones) o cuando se ve obligada a tensarse con excesiva velocidad para adecuarse a dimensiones corporales a las que no está habituada, debido a cambios hormonales como durante el crecimiento intensivo en la adolescencia o durante el embarazo, así como a raíz de la obesidad, el ejercicio excesivo o las dietas drásticas. Las estrías se hacen más evidentes en verano, pues nuestro cuerpo se broncea más o menos uniformemente, excepto en la zona donde han aparecido las estrías, que adquiere una tonalidad marcadamente diferente.

Las estrías pueden aparecer en los senos, las caderas, los muslos, los glúteos, el abdomen y las caderas y presentan una textura diferente a la piel normal. Al producirse una estría, presenta un color rosado, que con el tiempo se torna rojizo para terminar mostrando un aspecto blanquecino. Dicho emblanquecimiento se debe a la carencia de riego sanguíneo y oxigenación. Es conveniente tratar las estrías antes de que lleguen a ese punto. Normalmente, las estrías son un problema estético, pero también pueden originarse por un problema endocrino, por enfermedades como el Síndrome de Cushing o por tratamientos con corticoides. En estos casos lo adecuado y prudente sería consultar a un especialista.

¿Qué se puede hacer para prevenir la aparición de estrías?

No siempre puede evitarse que aparezcan estrías. No se puede controlar el crecimiento acelerado en la adolescencia, así como el aumento de volumen en el embarazo. Pero hay algunas cosas que sí puedes hacer, como intentar mantenerte en tu peso si estás en fase de crecimiento o no adquirir más volumen del imprescindible en caso de embarazo. En este último caso, tu médico te ayudará a seguir una dieta adecuada para tu embarazo.

Para prevenir las estrías es necesario tener una buena circulación sanguínea. Eso ayudará a mantener fuerte tu piel y minimizará o hasta anulará la aparición de estrías en situaciones de riesgo. Para ello, sigue una dieta sana y equilibrada. Incluye en ella el consumo de frutos rojos y alimentos ricos en vitamina C. Consume alimentos que estimulen la producción de colágeno, como la gelatina animal, los cítricos, los tomates o la leche de soja. Haz ejercicio moderado, destinado básicamente a mantener la flexibilidad de la musculatura y evitando un aumento rápido de la masa muscular. Reduce al mínimo el consumo de alcohol y, sobre todo, no fumes. En épocas más sensibles, como la adolescencia o el embarazo, es necesario que la dieta alimenticia sea rica en vitamina E, C, B5 y minerales como cinc, cobre y silicio.

También es básico que mantengas tu piel hidratada. Al hacerlo, tu piel se mantendrá elástica y evitarás que las estrías se formen o al menos minimizarás su aparición. Utiliza productos cosméticos adecuados a tu tipo de piel, especialmente después del baño o ducha. Es conveniente que bebas suficiente agua, al menos dos litros al día. Las pieles secas son mucho más vulnerables a la aparición de estrías.

Y si tengo estrías ¿qué hago?

En una persona sana, las estrías pueden desparecer después de que deja de existir el factor que causó el estiramiento de la piel y siempre que se encuentren en sus fases iniciales. Para ayudar a eliminarlas de forma rápida y efectiva existen diferentes productos cosméticos preparados específicamente para ello. Estos productos aportan la nutrición que necesitas para reparar las células dañadas y estimular la aparición de células nuevas. Especialmente útiles son los cosméticos que contienen principios activos que estimulan la formación de fibras colágenas nuevas, como el ácido retinoico, el ácido glicólico y la vitamina C.

La proteína que aparece en la baba del caracol (la cual utiliza el propio caracol para regenerar las células de su concha) ha resultado muy útil como tratamiento diario para nutrirlas y mejorar su apariencia, pues contiene alantoína, colágeno, elastina y ácido glicólico, además de vitaminas A, D y E.

Además de utilizar cosméticos nutritivos anti estrías, exfolia la zona al menos una vez a la semana utilizando un exfoliante corporal. Eso te ayudará a eliminar la capa superficial de las estrías y purificará tu piel, preparándola para el uso de compuestos nutritivos.

El ejercicio, no solo te ayudará a prevenir las estrías, también te ayudará a eliminarlas o mejorar su aspecto si ya las tienes. Realiza algún tipo de ejercicio al aire libre, como correr, montar en bicicleta o andar a ritmo acelerado. También son muy útiles los masajes con aceites ricos en ácidos grasos esenciales y antioxidantes.

Para aquellos casos en que las estrías ya no puedan recuperarse con cuidados cosméticos, existen tratamientos médicos que se usan de forma eficaz:

Microdermoabrasión: Se trata de una exfoliación mecánica a nivel profundo. Se realiza mediante un aparato que contiene cristales minúsculos.

Láser: Produce calor en las capas profundas de la piel y favorece el aumento de su elasticidad al estimular los fibroblastos. Suele ir acompañado de tratamientos de aporte de colágeno.

Radiofrecuencia: Revitaliza, tonifica y estimula la piel, favoreciendo la regeneración de los tejidos dañados.

Tratamientos con AHA: Los alfa-hidroxiácidos en concentraciones superiores al 12% son eficaces exfoliantes de la piel.

Carboxiterapia: Consiste en la inyección subcutánea de CO2 (anhídrido carbónico) para provocar un incremento de la circulación sanguínea local y mejorar la oxigenación del tejido subcutáneo. Este proceso favorece la formación de nuevas fibras de colágeno y elastina, con la consiguiente mejora sobre las estrías.