carrito  

No hay productos

0,00 € Transporte
Total 0,00 €

Terminar pedido

Opciones es | €
  • es

666.527.196

Cómo conseguir y mantener una cintura estilizada

Cintura estilizada

¿A que mujer no le encantaría lucir una cintura estilizada? Lo cierto es que tener una cintura delgada resulta muy atractivo y es clave para lucir un cuerpo estilizado y bien formado. Pero no siempre es del todo posible, pues para muchas mujeres, su propia constitución puede dificultarles tener la cintura que envidian. En otros casos, el o los partos, la mala alimentación, un trabajo sedentario u otras razones pueden haber ensanchado la cintura más de lo deseado. Existen productos cosméticos que pueden ayudar, hasta cierto punto, a mejorar la cintura, básicamente productos reafirmantes y reductores. Y en casos más extremos, se puede recurrir a la cirugía estética. Pero si ese no es tu caso, las claves para conseguir una cintura estilizada se centran en tres aspectos: alimentación, ejercicio y vestimenta. A continuación te damos algunas sugerencias en estos tres campos que pueden ayudarte a mejorar tu figura.

Alimentación.

  • Tu dieta debe incluir, necesariamente, frutas, verduras (especialmente crudas), pescado y alimentos con alto contenido en fibra.
  • Elimina o reduce al mínimo las carnes con alto contenido en grasa, como el cerdo y el cordero y los embutidos.
  • Olvídate de los fritos, de la comida precocinada y de los “fast food”.
  • Elimina o reduce al mínimo el consumo de alcohol.
  • Bebe mucha agua, sobre todo entre las comidas. Como mínimo deberías beber dos litros de agua todos los días.
  • No hagas comidas muy copiosas. Reparte el consumo diario en seis comidas más reducidas y espaciadas. Pero no te saltes ninguna. No piques entre horas y no consumas snacks.
  • Cuando comas, siéntate y relájate. Mastica la comida lo suficiente. No tengas demasiada prisa por terminar de comer.

Algunos de los alimentos que deberías incluir en tu dieta diaria, siempre con equilibrio, son los siguientes:

  • Vegetales de hoja verde. Te ayudarán a saciar tu apetito y a la vez te harán sentir ligera. Poseen antioxidantes que favorecen la eliminación de toxinas y son útiles para eliminar el exceso de líquido y la inflamación del abdomen.
  • Almendras. Poseen un alto contenido en fibra y son antioxidantes. Mejoran la digestión y previenen el estreñimiento.
  • Huevos. Son una fuente de proteínas beneficiosas. Te aportarán aminoácidos esenciales para fortalecer los músculos abdominales.
  • Legumbres. También te ayudan a sentirte saciada a la vez que queman grasas y equilibran la presión arterial. Son muy útiles para regular la digestión.
  • Otros elementos que deberías incluir en tu dieta son: frutos del bosque, cereales integrales, aceite de oliva virgen y lácteos desnatados.

Ejercicio.

Para estilizar la cintura, puedes seguir una serie de ejercicios aeróbicos, aquellos que tienen una menor intensidad pero se realizan durante periodos de tiempo más largos (resistencia) y algunos anaeróbicos, que requieren un mayor esfuerzo pero durante un periodo más corto (fuerza). Recuerda que tu cuerpo es un conjunto de músculos que trabajan de forma sinérgica, por lo que cualquier ejercicio que realices no solo afectará a la zona que tu desees, sino a la totalidad de tu estructura muscular. Y otra cosa que no puedes olvidar es la regularidad y la insistencia. No sirve de nada esforzarte al máximo durante unas semanas o meses para después descuidar por completo tu forma física.

  • Algunos ejercicios aeróbicos que siempre funcionan son: montar en bicicleta, nadar, correr, remar, esquiar o caminar a ritmo de marcha.
  • Un ejercicio anaeróbico que también funciona es ejecutar series de abdominales.

Te detallamos algunos ejercicios concretos que creemos que te serán útiles. Las repeticiones deberían ser de un mínimo de 5 y un máximo de 15, según tus posibilidades:

  • Túmbate en el suelo, junta las piernas y elévalas hasta que tu cuerpo quede en forma de L, mientras apoyas tus manos en las caderas. Ahora, eleva tu cuerpo hasta que quede apoyado en el suelo solo por la cabeza y la parte superior de la espalda. Mantente unos segundos en esta posición y vuelve a la anterior. Realiza los cambios de posición lentamente. Repite el ejercicio varias veces.
  • Colócate de pie con las manos detrás de la cabeza y los codos abiertos en forma de T. Mantén la espalda recta. Ahora. Inclina el cuerpo hacia delante girándolo ligeramente a la vez que elevas la rodilla y flexionas la pierna hasta tocar la rodilla y el codo opuesto. Efectúa los movimientos lentamente. Vuelve a la posición original y repite el ejercicio con el codo y la rodilla contrarios. Repite este ejercicio varias veces.
  • Ponte de pie y separa las piernas ligeramente. Estira un brazo y elévalo lentamente llevándolo lo más arriba posible mientras inclinas el cuerpo moviendo solo la cintura, no la cadera. Baja el brazo lentamente y repite el ejercicio con el otro brazo. Haz este ejercicio varias veces.
  • Coge una barra de madera, quizás un palo de escoba, pásalo por detrás de la cabeza y agárralo con las manos estirando los brazos por detrás de la barra. Abre las piernas hasta que los pies queden aproximadamente a la altura de los codos. Inclina la barra, girando tu cuerpo hasta intentar que la punta de la barra toque la rodilla opuesta. Realiza el ejercicio lentamente. Vuelve a la posición original y repítelo con la punta de la barra y la rodilla opuestas. Repite este ejercicio varias veces.
  • Ponte de rodillas en el suelo y apoya las manos delante de ti. Ahora, eleva lentamente tu cuerpo hasta quedarte apoyada solo por las manos y la punta de los pies. Aguanta unos segundos en esta posición y después baja lentamente hasta recuperar la posición original. Repite el ejercicio varias veces, manteniéndote unos segundos en las posiciones superior e inferior.

Cómo vestirte.

Si ya tienes una cintura estilizada, prácticamente todo lo que te pongas te sentará bien. Pero si ese no es tu caso, te damos algunos consejos que te pueden funcionar para realzar tu figura:

  • Si eres muy delgada, prueba a llevar ropa superpuesta acompañada de un cinturón. Evita aquellas prendas que sean demasiado ajustadas o entalladas. Te sentará mejora la ropa ancha y por encima de la falda o pantalón y con cinturones anchos a la altura de la cintura. Para parecer más alta, delgada y estilizada, utiliza zapatos con tacón alto. Si no eres muy delgada, combínalos con vestidos de corte recto que no se ciñan a la cintura.
  • Si no eres tan delgada, utiliza ropa de colores más oscuros, especialmente el negro, pues este color adelgaza y estiliza. Puedes combinarlo con otros colores más claros, utilizando las prendas más oscuras en aquellas zonas que quieras que aparezcan más estilizadas. Los cinturones cruzados, con forma de 8 invertido, disimulan la barriga y estilizan la cintura, sobre todo si son del mismo color que el vestido.
  • Juega con las rayas. Si eres muy delgada utiliza ropa con rayas horizontales, que darán una sensación de más volumen en pecho y nalgas. Si no eres tan delgada, utiliza las rayas verticales para crear el efecto de línea recta.

Existen otros tratamientos, como los masajes y la mesoterapia que también pueden ayudarte a mejorar tu silueta.