carrito  

No hay productos

0,00 € Transporte
Total 0,00 €

Terminar pedido

Opciones es | €
  • es

666.527.196

Cómo prevenir y eliminar las ojeras y las bolsas bajo los ojos

¿Cuántas veces te han dicho: “haces mala cara”? Posiblemente este comentario se haya debido a las ojeras o las bolsas que, en con mayor o menor frecuencia, aparecen bajo los ojos. Estas pueden aparecer por el cansancio, la falta de sueño o ser síntoma de alguna enfermedad, pero no son las únicas razones para que aparezcan, pues también pueden ser causadas por razones genéticas (hiperpigmentación), hereditarias, retención de líquidos, alergia, cambios hormonales, etc.

¿Qué puedes hacer para prevenir y eliminar las ojeras y las bolsas? Te damos algunos consejos.

Descanso. Aunque resulte una obviedad, si quieres reducir al mínimo o evitar que aparezcan ojeras y bolsas bajo los ojos, debes procurar dormir lo suficiente, y eso pasa por unas ocho horas de descanso continuado. Una agitada vida nocturna, que además suele ir acompañada del consumo de alcohol u otras bebidas excitantes, van a provocar que tu rostro se vea fatigado y, lógicamente, que aparezcan ojeras y bolsas. Otra costumbre aconsejable para prevenir las ojeras y las bolsas es dormir boca arriba.

Alimentación. Como en todo lo relacionado con el cuidado de la piel, una dieta equilibrada es vital. Procura beber suficiente agua, pues además de aportarte la hidratación interna que necesitas, te ayudará a reducir los niveles de toxinas. Reduce el consumo de sal, pues el consumo excesivo favorece la retención de líquidos. Evita el tabaco, incluso de forma pasiva y reduce la ingesta de cafeína. Recuerda también que las bolsas en los ojos pueden tener un origen alérgico. En consecuencia, ten cuidado con los que comes. Si ingieres algún alimento en mal estado o alguno al que seas alérgica, aunque levemente, pueden aparecer esas bolsas. Si la hinchazón es considerable, acude inmediatamente al médico.

Protección. Protege tu piel de los efectos perjudiciales del sol. La piel que rodea nuestros ojos es muy sensible, así que no te olvides de aplicarte protector solar en esa zona antes de exponerte. Recuerda que el daño del sol es irreversible y acumulativo. Tampoco olvides proteger tus ojos con gafas de sol que posean filtro UV.

Cosméticos. Existen diferentes productos cosméticos especialmente preparados para la zona del contorno de los ojos que son muy útiles para reducir la inflamación y devolver el color a la zona inferior de los ojos. Es muy importante mantener la zona bien hidratada, pero utilizando solo aquellos cosméticos que tengan en cuenta la especial estructura de la piel del contorno de los ojos. Aplica la crema hidratante antes de utilizar una crema para el contorno de ojos. Cuando las ojeras aparecen por una hiperpigmentación, se pueden utilizar cremas aclarantes que contengan ácido ascórbico (vitamina C), hidroquinonas u otros componentes. No obstante, el proceso es lento y pasarán meses antes no se aprecien resultados. También puedes utilizar cremas que contengan alfa-hidroxiácidos, los cuales eliminarán las células muertas de la superficie de la piel y acelerarán la regeneración celular. Aunque no se trate de un cosmético, puedes adquirir un antifaz de gel que se enfría en el frigorífico o congelador. Una vez colocado sobre los ojos, ayuda a reducir la inflamación.

Maquillaje. Si te resulta difícil eliminar las ojeras, siempre puedes utilizar un corrector en la zona inferior de los ojos antes de maquillarte. Procura que sea del mismo tono de tu piel o un poco más claro. Aplícalo dando unos suaves golpecitos sobre la zona, sin arrastrarlo ni estirar la piel. Si tus ojeras son de color violáceo, es recomendable usar un corrector de pigmentación amarilla; si tienen tonos amarronados, usa un corrector beige; si tus ojeras tienen un tono rojizo, usa un corrector con pigmento verde y si son azuladas, utiliza el corrector anaranjado. Si te aparecen bolsas en los ojos después de haber comenzado a utilizar un nuevo producto de maquillaje, puede que seas alérgica a alguno de sus componentes. Descontinúa su uso y comprueba si, al hacerlo, también desaparecen las bolsas. En caso de que la hinchazón sea considerable, acude a tu médico sin demora.

Blefaroplastia. Cuando las bolsas son causadas solo por exceso de grasa, pueden ser corregidas por el procedimiento conocido como blefaroplastia, una intervención muy efectiva en manos expertas y que posee ventajas potenciales sobre la cirugía convencional. La blefaroplastia es un procedimiento que se utiliza para extraer la grasa usualmente al mismo tiempo que el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. Por lo general no es necesario el ingreso hospitalario ya que la blefaroplastia se realiza bajo una sedación suave con anestesia local, siendo el resultado de la intervención muy favorable y duradero.

Remedios caseros. Existen muchos remedios naturales, con mayor o menor eficacia, dependiendo del motivo por el que aparecen las ojeras o las bolsas. Hay que tener en cuenta que esto remedios no funcionan si no se es constante en su uso. Te mencionamos algunos de ellos.

  • Coge dos trozos de algodón y empápalos en leche. Colócalos bajo los ojos durante unos minutos. El ácido láctico te ayudará a reducir la inflamación y el oscurecimiento.
  • Envuelve unos cubitos de hielo en un paño y ponlo sobre la zona de los ojos. El frío hará que disminuya la hinchazón y mejorará la circulación de la zona. Aplica el paño con los cubitos durante unos segundos y retíralo. Haz esto varias veces hasta que notes que la zona se descongestiona.
  • Corta dos trozos de pepino y ponlos en un recipiente con zumo de limón durante unos minutos. Después, coloca los trozos de pepino sobre las bolsas u ojeras durante unos quince minutos.
  • Si eres propensa a tener ojeras, aplícate cada noche antes de acostarte alrededor de los ojos aceite de almendras. Su alto contenido en vitamina A hará que su aspecto mejore en pocos días.
  • Corta un trozo de patata y rállala. Coloca la patata rallada en la zona de las bolsas o las ojeras y déjala actuar durante unos veinte minutos.
  • Muele unas hojas de mejorana y agrégales una cucharada de postre de miel. Mézclalo bien y aplica la pasta en la zona de las ojeras. Déjala reposar entre diez y quince minutos, retírala y limpia la zona con agua fría.
  • Coge dos bolsas de té, haz con ellas una infusión y, después, enfríalas en el frigorífico. Cuando estén frías, ponlas sobre los ojos (con los ojos cerrados, lógicamente) y deja que actúen unos veinte minutos.